Jacqueline Taylor, heroína de pequeñas empresas

Hecho en Estados Unidos y certificado ecológico

Lo que comenzó en una búsqueda de ropa hecha en Estados Unidos para su hija se convirtió en un negocio y recorrido para convertirse en una heroína de la energía. Jacqueline maneja su negocio desde su casa en Livermore, California.

Platícanos como ingresaste en el negocio de la ropa hecha en los Estados Unidos.

Tengo una hija y decidí que quería comprarle solo ropa hecha en los Estados Unidos porque quería apoyar la economía de esa manera. No la encontré por ningún lado, ni siquiera en linea. Fue tan difícil conseguirla que comencé a bromear sobre abrir mi propia tienda. Yo era bióloga de animales silvestres en ese momento y recién había aplicado en mi trabajo soñado, no lo obtuve. Me di cuenta que no me dirigía hacia donde yo quería y quise probar algo nuevo, así que abrí la tienda.

¿De dónde proviene la ropa?

Manejamos muchas líneas diferentes, pero la mayoría de ellas son fabricadas en Los Ángeles: ahí es donde se encuentra la mayoría de los diseñadores. La ropa hecha en otros países donde existen grandes industrias textiles, por ejemplo, Bangladesh, tiene muy pocas reglas ambientales y las condiciones laborales podrían ser deficientes. La ropa hecha en los Estados Unidos es más costosa, pero es importante apoyar el salario justo y reducir el impacto ambiental.

“Certificarse como fabricante ecológico tiene mucho valor. Es mercadotecnia gratuita, y se vende mucho más al poner dicha certificación en la ventana o en su sitio web.”

¿Cuáles son algunas de las maneras en que American Adorn ha sido más eficiente en consumo de energía?

Estamos certificados como negocio ecológico en California. Eso significa que contamos con excusados y lavabos de bajo consumo de agua. Reciclamos todo lo que podemos. Toda la iluminación ahora utiliza focos de LED los cuales son muy eficientes. Contamos con paneles solares en el techo. Las bolsas que utilizamos en la tienda están hechas de materiales reciclados, a pesar de que son un poco más costosas. No vendemos productos animales debido al impacto que tiene en la crianza de ganado, y estoy vendiendo más indumentaria orgánica también.

¿Por qué es importante ser más sustentable?

Es lo correcto. Yo tenía la idea de que era totalmente ecológica cuando recibimos la certificación ecológica, pero había cosas que ni siquiera me imaginaba. Por ejemplo, yo siempre compraba productos de limpieza naturales, pero aprendí que un producto que yo tenia, aun cuando era orgánico, no pasó la certificación ecológica. Y pensé, “que bien, siempre hay algo que podemos aprender, algo más que podemos hacer.”

¿Qué diría a las personas que desean iniciar un negocio?

Que se certifiquen como fabricante ecológico, ya que tiene mucho valor. Es mercadotecnia gratuita, y se vende mucho más al poner dicha certificación en la ventana o en su sitio web. Demuestra que estas comprometido, y en realidad no es tan difícil. Además, estas haciendo lo correcto por el planeta. Es imposible equivocarse.