Skip to main content

Chris Paine, héroe local

Ahorro de energía
dentro y fuera de la pantalla

Posiblemente conozcas a Chris Paine por su película ¿Quién mató al automóvil eléctrico? Como cineasta de documentales que reside en Culver, California, él ha ahorrado energía dentro y fuera de la pantalla.

¿Cómo te involucraste con los autos eléctricos?

Uno de mis héroes cuando era niño era un tipo llamado Paul MacCready, quien construyó el primer avión accionado por una bicicleta con el cual voló por el Canal de la Mancha. El demostró que no necesitamos inmensos motores de avión para volar. Podemos volar más rápido y lejos al hacer las cosas de manera más eficiente. Cuando apareció el automóvil eléctrico yo pensaba que eran más futuristas y mucho más rápidos, por supuesto. Me entere de que la mayoría de la energía que generan los automóviles solamente se convierte en contaminación, ruido y calor.

¿Siempre has sido consciente de la energía?

Crecí en la década de los 70, y a mis padres les interesaba mucho el medio ambiente. Se involucraron en la preservación del espacio al aire libre, y mi mamá enseñaba educación ambiental en las escuelas. Fui afortunado de recibir muchos excelentes mensajes sobre cómo vivir con un mínimo de impacto ambiental desde que era pequeño. También se puede observar el problema con tantos automóviles y la contaminación del ambiente. Puedes observar que las plantas de energía también generan más contaminación.

“Es tan fácil no usar energía si no es necesario.”

Chris Paine

Entonces, ¿cómo se ha traducido la eficiencia de energía en tu vida adulta?

Nuestra casa es alimentada totalmente por energía solar, la cual también alimenta nuestros automóviles eléctricos. Contamos con ventanas de doble vidrio. Recuerdo tener ventanas en las que te podías sentar y disfrutar la brisa a través del vidrio. También tenemos luces LED en todos lados. Originalmente, la iluminación de bajo consumo energético no era muy agradable: sentías que comías en un restaurante de comida rápida. Ahora las luces son tan cálidas como los antiguos focos incandescentes. No somos 100 % puros, pero la conservación de energía se da un paso a la vez, y mientras más hagamos se vuelve más emocionante.

¿Se han transferido tus hábitos de ahorro de energía a tu carrera de cineasta?

El mayor avance en la eficiencia de energía siendo cineasta proviene de la iluminación. Solía ser que si deseabas contar con iluminación de luz del día debías usar focos muy costosos y de alto consumo de energía. Ya no es necesario utilizarlos. También, gracias a los drones, ya no necesitamos helicópteros. Se necesitaban muchísimos galones de gasolina para las tomas aéreas; ahora podemos hacerlas utilizando baterías recargables de litio. En mis películas de hace 10 años, consumíamos muchísima energía; era muy complicado evitarlo, pero ahora es posible.

¿Tienes algunas palabras para tus vecinos residentes de California?

Es mucho más fácil no usar energía de lo que es generarla. Si observas el costo de un edificio y operar una planta de energía, es sumamente costoso, pero es tan fácil no utilizar energía si no es necesario.